Publicada en

China se centra en el carbón mientras el petróleo sube ante el agravamiento de la crisis energética.

China ordenó a los mineros en Mongolia Interior aumentar la producción de carbón y los precios del petróleo subieron el viernes, ya que un aumento récord en el coste del gas reavivó la demanda por combustibles fósiles más contaminantes para mantener las fábricas abiertas y los hogares con calefacción.

El repunte en la actividad económica tras las restricciones impuestas por el coronavirus ha expuesto lo escaso de los suministros de gas natural, atribulando a operadores, ejecutivos de la industria y gobiernos mientras el hemisferio norte se acerca al invierno.

La crisis energética, que ha provocado escasez de combustible y cortes de energía en algunos países, destaca lo difícil que es reducir la dependencia de la economía mundial de los combustibles fósiles. Los líderes mundiales se reúnen el mes próximo en Glasgow para reactivar los esfuerzos contra el cambio climático.

En China, donde la producción de carbón se redujo para cumplir con los objetivos climáticos, los funcionarios ordenaron a más de 70 minas de carbón en Mongolia Interior aumentar la producción en casi 100 millones de toneladas o un 10%, mientras el mayor exportador del mundo lucha contra su peor escasez de energía en años.

India, el segundo mayor consumidor de carbón después de China, también está sufriendo cortes en el suministro eléctrico debido a la falta de carbón. Más de la mitad de sus centrales eléctricas de carbón tienen menos de tres días de reservas de combustible, mostraron datos del operador de la red federal.

Los precios del petróleo subían el viernes, camino a anotar un alza de casi un 5% esta semana.

Estados Unidos no ha descartado usar sus reservas estratégicas de crudo, lo que normalmente sólo hace tras importantes interrupciones en el suministro, como huracanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *