Publicada en

Moldavia lanza concurso de compra de gas y reanuda negociaciones con Gazprom.

Moldavia anunció hoy un concurso internacional de compra de gas después de declarar el estado de emergencia por la escasez de suministros de ese hidrocarburo debido a un contencioso con el gigante ruso Gazprom.

La compañía estatal «Energocom ha lanzado un concurso internacional de compra de gas. Compraremos gas para aumentar la presión en los gasoductos o disponer de reservas», dijo Andréi Spinu, viceprimer ministro moldavo, en rueda de prensa.

Spinu, que participó la pasada semana en Moscú en las fallidas negociaciones con Gazprom, ya había confirmado negociaciones al respecto con Ucrania, Rumanía y Polonia.

A su vez, confirmó hoy que este miércoles en San Petersburgo (Rusia) se reunirá con el jefe de Gazprom, Alexéi Miller, para reanudar las negociaciones con el consorcio estatal.

«Las negociaciones están siendo difíciles, pero queremos firmar un contrato a largo plazo», admitió.

En las negociaciones, precisó, también se abordarán los suministros con destino a la población del enclave separatista moldavo de Transnistria.

Además, explicó que el Gobierno moldavo se propone organizar una auditoría independiente para precisar con exactitud la deuda histórica que exige Gazprom.

«La deuda comercial ante Gazprom comenzó a acumularse en 1994. Estamos dispuestos a estudiar el problema de la deuda, pero necesitamos una auditoría independiente que confirme esta deuda antes de que asumamos cualquier tipo de obligación», apuntó.

La primera ministra moldava, Natalia Gavrilita, aseguró que su Gobierno no reconoce «la deuda histórica», al tiempo que consideró que dicho asunto no debe abordarse durante las actuales negociaciones.

Después de que fracasaran las negociaciones para la firma de un nuevo contrato -el anterior expiró en septiembre-, Gazprom exigió el sábado a Moldavia el pago de una «deuda acumulada» de 433 millones de dólares (709 millones con los atrasos).

«Si no efectúa el pago completo por el suministro y, consecuentemente, no se firma un nuevo contrato para el 1 de diciembre, entonces Gazprom suspenderá el bombeo de gas», advirtió el sábado Serguéi Kupriánov, portavoz de Gazprom.

Kupriánov aseguró que «aquí no hay ninguna política» y que «toda la culpa recae completamente en las autoridades de Moldavia. Estamos hablando de una crisis de impago del gas ruso por parte de Moldavia».

Ucrania, enfrentada a Rusia por el tránsito de gas, se ha mostrado dispuesta a suministrar gas adicional a Moldavia para atajar la crisis antes de la llegada del crudo invierno.

Este contencioso bilateral coincide con la crisis en el mercado energético europeo, de la que el presidente ruso, Vladímir Putin, ha culpado a la Unión Europea (UE).

Al respecto, el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, planteó el viernes una opción para superar la crisis energética en Europa. Ofreció un descuento del 50 % en caso de aumento del tránsito de gas para la UE, que ahora, según el contrato con Gazprom, asciende a 40.000 millones de metros cúbicos anuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *